Buscar
  • tramitelegalmx

Matrimonio por poder en México

Actualizado: 18 de oct de 2018

La ley permite el matrimonio por poderes cuando uno de los dos contrayentes no puede estar presente en el lugar, fecha y hora de la boda. En el poder matrimonial se determina la persona con quien ha de celebrarse el matrimonio, debiendo quedar clara su identidad.

El matrimonio por poder consiste en que una persona sustituya a uno de los contrayentes en la emisión del consentimiento matrimonial. Esta persona actúa como apoderado o representante, por medio de un poder especial que le ha otorgado legalmente el contrayente ausente. En este poder matrimonial debe constar el nombre e identidad del poderdante, del apoderado y del otro contrayente.

El derecho mexicano ha autorizado los matrimonios por poder en mucha mayor extensión que cualesquiera otros paises de derecho civil o de common law(1). Al parecer, la institución del matrimonio como elemento básico de la civilización no ha sufrido detrimento alguno por ello. No obstante, el abuso actual en la utilización del poder con propósitos no previstos por el legislador mexicano y en forma que burla las disposiciones sobre el domicilio de los contrayentes, amenaza la buena impresión que las normas relativas al matrimonio por medio de apoderado pudieran causar.

Los matrimonios por poder tienen su lugar adecuado en los países cuyas líneas de comunicación se hallen sin desarrollar y en aquellos en que los juristas recurren a ficciones legales, tales como la presencia de un ausente, con objeto de preservar conceptos tradicionales.

El pedir una reglamentación legal de los matrimonios por poder en algunos de nuestros Estados, * haría pensar que los matrimonios por carta o televisión, el cumplimiento de determinadas ceremonias por cada una de las partes, están más a tono con una visión realista del derecho que la ficción que informa el principio del matrimonio por poder.

La Ley de Relaciones Familiares de 1917 fue adoptada por muchos, aunque no por todos los Estados de la República. De la misma forma. el nuevo Código Civil de 1928, que derogó la Ley de 1917, rige en el Distrito Federal y Territorios y en algunos Estados que lo han adoptado.



En materia de matrimonio el Código de 1928 sigue de cerca a la Ley de Relaciones Familiares de 1917. Según su artículo 97, las solicitudes de matrimonio deben presentarse por escrito al Oficial del Registro Civil del domicilio de cualquiera de los solicitantes. No contiene disposición expresa en cuanto a la presentación de la solicitud por medio de apoderado; pero el articulo 97 parece autorizarlo implícitamente, en particular cuando se le considera en relación con el artículo 44, según el cual un mandatario puede actuar ante el Oficial del Registro Civil en representación de las partes "que no puedan concurrir personalmente".

En la celebración del matrimonio los contrayentes pueden estar representados por apoderados. (Art. 102.)

A pesar de las disposiciones antes mencionadas, que ligan las solicitudes y ceremonias del matrimonio al domicilio de por lo menos una de las partes, muchas personas no domiciliadas en los lugares respectivos, particularmente norteamericanos, han contraído matrimonio por poder en ciertos Estados mexicailos que han adoptado la ley federal.

La inobservancia de las disposiciones sobre el domicilio puede ser causa suficiente para la anulación del matrimonio. En el Código de 1928, v. gr., la contravención a los artículos citados, 97 y 102, es enumerada como una de las causas de anulación(Art. 235-111). Sin embargo, conforme al artículo 250, la cohabitación suple el defecto de solewznidades en la celebración del matrimonio.

Si la palabra solemnidades se toma en su más amplio significado, como acto o ceremonia solemne, o como cada una de las formalidades de un acto solemne,(2) podría posiblemente sostenerse que la palabra solenznida- des incluye la solicitud y la celebración del matrimonio ante el Oficial del Registro Civil competente y que los matrimonios llevados a cabo por personas no domiciliadas dentro de la jurisdicción de él, no quedan sometidos a la anulación, si aquellas han vivido juntas como marido y mujer después de la realización del matrimonio.


1- V., Lorenzen, Marriage by Proxy and the Conflict o€ Laws, Harvard Law Review, tomo 32, pág. 473 (1919).

2- Diccionario de la Lengua Española (Academia Española) ; voz Solemnidad.

* Se refiere, claro está, a los Estados Unidos de Norteamérica. (Nota del trad.).

18 vistas

Inicia tu trámite

Sierra Nevada 730, Lomas de Chapultepec, 11000 Ciudad de México

Tel. +521 2222620033

  • Negro del icono de Instagram